Buenas Ideas

ideas y trucos de decoración

La iluminación de la habitación infantil

En la habitación infantil encontramos tres zonas bien diferenciadas: el lugar que ocupa la cama infantil, la zona de juegos y el escritorio infantil.

Estos tres lugares son básicos en una habitación infantil. Como ya sabéis, mantener el orden es fundamental en el cuarto del niño, y no sólo para facilitar la limpieza, sino porque una habitación llena de trastos pone golpes y resbalones en bandeja.

Otra de las causas de accidentes infantiles es la iluminación deficiente. Generalmente los niños mantienen altos niveles de energía y sus imprevisibles evoluciones tendrán menos riesgo con una buena iluminación.

iluminación habitación infantil

Iluminación del escritorio infantil.

Como hemos dicho en otras ocasiones, una lámpara de mesa es un objeto imprescindible en esta zona, pues la atención se fija mucho mejor con una luz directa.

Con el fin de mantener libre y despejado el escritorio es una buena idea colocar los focos en la pared, y mucho mejor si éstos son dirigibles para no deslumbrar. Evitad las bombillas halógenas pues se calientan en exceso.

Iluminación de la zona de juegos. En esta zona será suficiente una lámpara de techo que incida directamente en el espacio utilizado.

iluminación habitación infantil

Iluminación de la zona de descanso

En la zona de la cama infantil son imprescindibles una o dos lámparas en mesa o mesillas auxiliares. Vigilad que las lámparas cumplan todos los requisitos de seguridad, que la instalación sea correcta sin cables que arrastren o se enreden y que sean fáciles de encender y apagar. El niño debe poder alcanzar el interruptor con facilidad desde la cama.

Podéis distribuir por la habitación infantil lámparas decorativas con poca potencia que servirán como guías nocturnas o quitamiedos.

Aquí tenéis más consejos para la iluminación del escritorio infantil

Anuncios

Los niños y el hogar

Publicamos un interesante artículo que Carmen Turquesa a querido compartir en nuestro blog. Recomendaciones para la adaptación del hogar a los niños.

Espacio de confort

La casa es nuestro espacio de confort y refugio frente al mundo exterior. Cuando llegan los niños al hogar, muchas estancias deberán sufrir diferentes transformaciones para adaptarlas a ellos. No solo necesitan su propio espacio, también utilizarán los espacios compartidos, por lo que en ocasiones se hace necesario tomar algunas precauciones.

los niños y el hogar

Curiosidad insaciable

Los bebés desarrollan sus primeros años de vida en el hogar, por tanto para ellos es un espacio polivalente que adquiere mucho interés. 

No olvidéis que tienen una enorme curiosidad por todo lo que les rodea, y, cuando comienzan a ser independientes se sienten atraídos por los objetos, sus formas y colores. Esto también incluye llevase ciertos objetos a la boca.

Desgraciadamente los accidentes infantiles en el hogar son la causa frecuente de lesiones en niños de corta edad. Por eso deberéis tener la máxima precaución en cuanto a caídas, choques, ingestión de sustancias tóxicas y cortes con tijeras o diversos objetos punzantes.

los niños y el hogar

Accidentes evitables

Los accidentes infantiles son en gran parte evitables atendiendo a ciertas precauciones, sobre todo en escaleras, cocina, baño y su propia habitación.

Cuando el bebé empieza a andar deberéis armaros de paciencia y prestar mucha atención. Lo último que deberéis hacer es impedir que el niño se desplace por la casa, pues su único medio de conocer el mundo que le rodea y desarrollar sus capacidades.

Al contrario, está bien que estimuléis su curiosidad y, con un poco de sentido común, vigileis muy de cerca sus investigaciones. 

 

Resistencia y funcionalidad

Por este motivo, la habitación infantil y el resto de la casa, deberán ser sobre todo espacios funcionales y resistentes. En los primeros años es importante que retiréis de la casa todo objeto suntuoso o delicado que pueda romperse o causar cortes o lesiones. Vale la pena sacrificar un poco la decoración en aras de la seguridad infantil.

En las tiendas especializadas, tenéis todo un surtido de elementos de seguridad que podéis adquirir en función de las necesidades que vayáis observando durante el crecimiento de vuestro hijo: protectores de enchufes, cierres de seguridad, topes para puertas o barreras para camas y cunas.

 Por Carmen Turquesa

la habitación infantil, ideas y consejos

 

Conseguir más espacio.

Puede que la habitación del niño tenga un buen tamaño y en un principio pensásteis que sería suficiente pero… ¡Nunca es suficiente! No sabemos muy bien cómo, el cuarto de los niños acumula más y más cosas y la organización se complica.

Es necesario poner a trabajar a la imaginación y buscar espacio donde en apariencia no lo hay.

Ya hemos recurrido en otras ocasiones a las cajas y cajones apilables para juguetes o para elementos deportivos, pero dónde los apilamos?

Imagen

Un banco de pruebas.

Una solución consiste en conseguir un amplio banco de madera y otro algo más pequeño que se superponga. El banco ofrece una superficie amplia para depositar cajas, tanto debajo como encima a varias alturas. Como alternativas, puede pintarse de colores coordinados y colocarlo junto a una pared o delante de la ventana.

Para terminar, podemos pegar o clavar etiquetas decorativas en la madera indicando los elementos que contiene cada caja.

Organizar el armario

El armario ropero es una pieza fundamental para la habitación infantil compartida.

Nuestro objetivo estará encaminado a lograr que sea lo más espacioso posible y mantenga un sistema de organización combinable a base de módulos que puedan montarse y desmontarse a voluntad.

me gusta mi cuarto, mami

Recomendaciones:

La división del espacio deberá ser simétrica y proporcional, por lo que podéis optar por montar dos o tres armarios más ligeros, uno al lado del otro.

Las barras para perchas deberán estar a la altura adecuada para que el niño pueda manejar su ropa. Por eso lo ideal es que el armario tenga varios niveles de varillas para cambiarlas al tiempo de su crecimiento.

Es una excelente idea conseguir módulos de armario como bandejas abiertas para apilar y mantener a la vista la ropa de uso diario y de cambio rápido como camisetas, pantalones vaqueros o ropa interior. Facilita la búsqueda y también rebaja tiempos de preparación para los padres.