Habitaciones compartidas

decoración infantil hermanos

Habitaciones compartidas: claridad y sencillez

Las habitaciones compartidas entre hermanos plantean un reto importante a la hora de respetar los límites y organizar el espacio. La convivencia entraña muchas satisfacciones, pero también es motivo de desavenencias a todos los niveles y el dormitorio infantil no escapa a estas leyes.

La clave para mantener la paz y la tranquilidad es la organización. No importa que uno de los hermanos sea más cuidadoso o más perezoso a la hora de ordenar sus cosas. Es necesario establecer unas normas férreas de orden, pero ello no significa que la habitación infantil se convierta en una especie de penitenciaría. Al contrario, la búsqueda de soluciones puede entregarnos resultados muy gratificantes.

 

20655939_l1-e1403002547457

 

La norma fundamental en las habitaciones compartidas  es facilitar las tareas de modo que la habitación pueda mantener un orden básico con poco esfuerzo. Para ello debemos optimizar el espacio de forma clara y sencilla. Cuanto más sencilla mejor.

Lo ideal es utilizar sistemas de almacenaje apilables para juguetes o elementos deportivos. Los organizadores con cajones también resultan muy efectivos. El material más indicado es el plástico rígido, ligero y resistente a golpes y arañazos.

Las cestas con asas, ya sean de mimbre o plástico, son más funcionales para piezas pequeñas como construcciones, muñecos, coches y juguetes de menor tamaño.

 

Anuncios

Habitaciones compartidas: colaborar para decorar

La clave en habitaciones compartidas para hermanos es la organización. Si es posible, intentad conseguir esas cabinas metálicas con cerrojo, como las que funcionan en las consignas o en los colegios. Pintadas con colores personalizados, o simplemente identificadas con el nombre de cada hermano, constituyen la solución perfecta para preservar la intimidad en la habitación infantil compartida.

Aportarán a la habitación un toque decorativo de estilo vintage muy especial y, además, el hecho de poseer un espacio propio con llave para mantener a resguardo los secretos contribuye a facilitar la convivencia entre hermanos junto al sentimiento propio de independencia.

Si no tienes claro si decorar la habitación compartida con litera o camas, aquí puedes ver algunos consejos.

 

651203557_1ee5bd34eb

 

Colaborando para decorar

A su vez, hay que tratar de buscar elemenos para decorar de la habitación compartida, que sean de uso común y que motiven a todos por igual. Estas son algunas ideas:

El mantenimiento de una colección que incluya algún elemento de la naturaleza, como conchas, plumas o piedras de formas curiosas.

El cuidado de un mini jardín con pequeñas macetas a base de semillas o legumbres.

La organización de una pequeña biblioteca con expositores donde los libros se cambien una vez a la semana teniendo en cuenta sus colores o temáticas.

Organizar el armario

El armario ropero es una pieza fundamental para la habitación infantil compartida.

Nuestro objetivo estará encaminado a lograr que sea lo más espacioso posible y mantenga un sistema de organización combinable a base de módulos que puedan montarse y desmontarse a voluntad.

me gusta mi cuarto, mami

Recomendaciones:

La división del espacio deberá ser simétrica y proporcional, por lo que podéis optar por montar dos o tres armarios más ligeros, uno al lado del otro.

Las barras para perchas deberán estar a la altura adecuada para que el niño pueda manejar su ropa. Por eso lo ideal es que el armario tenga varios niveles de varillas para cambiarlas al tiempo de su crecimiento.

Es una excelente idea conseguir módulos de armario como bandejas abiertas para apilar y mantener a la vista la ropa de uso diario y de cambio rápido como camisetas, pantalones vaqueros o ropa interior. Facilita la búsqueda y también rebaja tiempos de preparación para los padres.