habitación infantil

La iluminación de la habitación infantil

En la habitación infantil encontramos tres zonas bien diferenciadas: el lugar que ocupa la cama infantil, la zona de juegos y el escritorio infantil.

Estos tres lugares son básicos en una habitación infantil. Como ya sabéis, mantener el orden es fundamental en el cuarto del niño, y no sólo para facilitar la limpieza, sino porque una habitación llena de trastos pone golpes y resbalones en bandeja.

Otra de las causas de accidentes infantiles es la iluminación deficiente. Generalmente los niños mantienen altos niveles de energía y sus imprevisibles evoluciones tendrán menos riesgo con una buena iluminación.

iluminación habitación infantil

Iluminación del escritorio infantil.

Como hemos dicho en otras ocasiones, una lámpara de mesa es un objeto imprescindible en esta zona, pues la atención se fija mucho mejor con una luz directa.

Con el fin de mantener libre y despejado el escritorio es una buena idea colocar los focos en la pared, y mucho mejor si éstos son dirigibles para no deslumbrar. Evitad las bombillas halógenas pues se calientan en exceso.

Iluminación de la zona de juegos. En esta zona será suficiente una lámpara de techo que incida directamente en el espacio utilizado.

iluminación habitación infantil

Iluminación de la zona de descanso

En la zona de la cama infantil son imprescindibles una o dos lámparas en mesa o mesillas auxiliares. Vigilad que las lámparas cumplan todos los requisitos de seguridad, que la instalación sea correcta sin cables que arrastren o se enreden y que sean fáciles de encender y apagar. El niño debe poder alcanzar el interruptor con facilidad desde la cama.

Podéis distribuir por la habitación infantil lámparas decorativas con poca potencia que servirán como guías nocturnas o quitamiedos.

Aquí tenéis más consejos para la iluminación del escritorio infantil

Anuncios

Los niños y el hogar

Publicamos un interesante artículo que Carmen Turquesa a querido compartir en nuestro blog. Recomendaciones para la adaptación del hogar a los niños.

Espacio de confort

La casa es nuestro espacio de confort y refugio frente al mundo exterior. Cuando llegan los niños al hogar, muchas estancias deberán sufrir diferentes transformaciones para adaptarlas a ellos. No solo necesitan su propio espacio, también utilizarán los espacios compartidos, por lo que en ocasiones se hace necesario tomar algunas precauciones.

los niños y el hogar

Curiosidad insaciable

Los bebés desarrollan sus primeros años de vida en el hogar, por tanto para ellos es un espacio polivalente que adquiere mucho interés. 

No olvidéis que tienen una enorme curiosidad por todo lo que les rodea, y, cuando comienzan a ser independientes se sienten atraídos por los objetos, sus formas y colores. Esto también incluye llevase ciertos objetos a la boca.

Desgraciadamente los accidentes infantiles en el hogar son la causa frecuente de lesiones en niños de corta edad. Por eso deberéis tener la máxima precaución en cuanto a caídas, choques, ingestión de sustancias tóxicas y cortes con tijeras o diversos objetos punzantes.

los niños y el hogar

Accidentes evitables

Los accidentes infantiles son en gran parte evitables atendiendo a ciertas precauciones, sobre todo en escaleras, cocina, baño y su propia habitación.

Cuando el bebé empieza a andar deberéis armaros de paciencia y prestar mucha atención. Lo último que deberéis hacer es impedir que el niño se desplace por la casa, pues su único medio de conocer el mundo que le rodea y desarrollar sus capacidades.

Al contrario, está bien que estimuléis su curiosidad y, con un poco de sentido común, vigileis muy de cerca sus investigaciones. 

 

Resistencia y funcionalidad

Por este motivo, la habitación infantil y el resto de la casa, deberán ser sobre todo espacios funcionales y resistentes. En los primeros años es importante que retiréis de la casa todo objeto suntuoso o delicado que pueda romperse o causar cortes o lesiones. Vale la pena sacrificar un poco la decoración en aras de la seguridad infantil.

En las tiendas especializadas, tenéis todo un surtido de elementos de seguridad que podéis adquirir en función de las necesidades que vayáis observando durante el crecimiento de vuestro hijo: protectores de enchufes, cierres de seguridad, topes para puertas o barreras para camas y cunas.

 Por Carmen Turquesa

la habitación infantil, ideas y consejos

 

Habitaciones compartidas: claridad y sencillez

Las habitaciones compartidas entre hermanos plantean un reto importante a la hora de respetar los límites y organizar el espacio. La convivencia entraña muchas satisfacciones, pero también es motivo de desavenencias a todos los niveles y el dormitorio infantil no escapa a estas leyes.

La clave para mantener la paz y la tranquilidad es la organización. No importa que uno de los hermanos sea más cuidadoso o más perezoso a la hora de ordenar sus cosas. Es necesario establecer unas normas férreas de orden, pero ello no significa que la habitación infantil se convierta en una especie de penitenciaría. Al contrario, la búsqueda de soluciones puede entregarnos resultados muy gratificantes.

 

20655939_l1-e1403002547457

 

La norma fundamental en las habitaciones compartidas  es facilitar las tareas de modo que la habitación pueda mantener un orden básico con poco esfuerzo. Para ello debemos optimizar el espacio de forma clara y sencilla. Cuanto más sencilla mejor.

Lo ideal es utilizar sistemas de almacenaje apilables para juguetes o elementos deportivos. Los organizadores con cajones también resultan muy efectivos. El material más indicado es el plástico rígido, ligero y resistente a golpes y arañazos.

Las cestas con asas, ya sean de mimbre o plástico, son más funcionales para piezas pequeñas como construcciones, muñecos, coches y juguetes de menor tamaño.

 

Habitaciones compartidas: colaborar para decorar

La clave en habitaciones compartidas para hermanos es la organización. Si es posible, intentad conseguir esas cabinas metálicas con cerrojo, como las que funcionan en las consignas o en los colegios. Pintadas con colores personalizados, o simplemente identificadas con el nombre de cada hermano, constituyen la solución perfecta para preservar la intimidad en la habitación infantil compartida.

Aportarán a la habitación un toque decorativo de estilo vintage muy especial y, además, el hecho de poseer un espacio propio con llave para mantener a resguardo los secretos contribuye a facilitar la convivencia entre hermanos junto al sentimiento propio de independencia.

Si no tienes claro si decorar la habitación compartida con litera o camas, aquí puedes ver algunos consejos.

 

651203557_1ee5bd34eb

 

Colaborando para decorar

A su vez, hay que tratar de buscar elemenos para decorar de la habitación compartida, que sean de uso común y que motiven a todos por igual. Estas son algunas ideas:

El mantenimiento de una colección que incluya algún elemento de la naturaleza, como conchas, plumas o piedras de formas curiosas.

El cuidado de un mini jardín con pequeñas macetas a base de semillas o legumbres.

La organización de una pequeña biblioteca con expositores donde los libros se cambien una vez a la semana teniendo en cuenta sus colores o temáticas.

Secretos oceánicos

Si los niños adoran el mar o vuestra vivienda de vacaciones está cerca de la playa, tenemos el incentivo perfecto para montar una habitación infantil de estilo náutico.

El azul será nuestro color protagonista en todos sus matices. Ya sabéis que podemos combinarlo con colores neutros o bien con colores complementarios que aporten notas intensas en accesorios y detalles. Rojos, naranjas o amarillos irán bien.

habitación-infantil-estilo-náutico

 

Ideas:

Motivos marineros: Mejor cuadros de peces muy coloridos realizados por los propios niños. Los colores fuertes lucen muy bien sobre paredes azules. Ver su cuadro enmarcado aumentará la satisfacción del niño favoreciendo su autoestima.

¿Qué tal una sombrilla de lona abierta sobre una peana en un rincón de la habitación? Puede constituir un punto de lectura muy original si instalamos debajo un cómodo sillón de mimbre con bonitos cojines.

Sobre una repisa o bien sobre una tabla enmarcada en la pared puede montarse una colección de conchas, plumas, trozos de madera con bellas formas y tesoros encontrados en la playa.

Edredones o sábanas de rayas anchas completan el conjunto. Las cortinas blancas de muselina ligera aportarán el toque final de resplandor marino.

Pequeños pilotos

¿Tenéis un pequeño piloto en casa? Si vuestro hijo está fascinado con el espacio aéreo, los vuelos acrobáticos y los aviones, tenemos algunos consejos para decorar la habitación infantil  que incentivarán el momento de acostarse.

niño-aviador

Ideas:

Sobre una pared azul pálido, encargad un mural decorativo con pequeños aviones entre nubes y globos aerostáticos (también servirá un vinilo decorativo).

A un lado, preferiblemente el que haga esquina con la cama, conseguid el motivo de un árbol que arranque desde el rodapié y cuyas ramas alcancen la mitad superior de la pared  para obtener la sensación de perspectiva.

Las demás paredes se mantienen lisas en tonos neutros y el techo prolonga el color azul de la pared decorada.

La maqueta de un aeroplano suspendida en el espacio dará al ambiente el toque de realismo adecuado.

Podemos completar la decoración con una colcha de piqué con aplicaciones de aviones. Conviene escoger dos o tres figuras sencillas y pequeñas con el fin de no recargar el motivo.

Los colores pueden evocar los de los antiguos hangares, con cierto estilo vintage: azules pálidos y notas más intensas para cojines y ropa de cama en tonos naranjas, rojos o amarillos. Los muebles ideales para este estilo serían muebles antiguos de madera restaurados con pátina envejecida o acabado natural.

Podéis obtener una superficie de trabajo con dos caballetes de madera de pino y un tablero forrado con tela encerada o hule decorativo. Sobre el escritorio, un antiguo planisferio con sus hermosos tonos pastel evoca el centro de operaciones de una empresa de avionetas comerciales al más puro estilo Indiana Jones.

Un dosel para una diva.

Si tienes una pequeña diva en casa, te damos algunos consejos para que transformes su dormitorio en la habitación de una estrella.

Las niñas pequeñas, por lo general, se sienten atraídas por los elementos muy femeninos y, en especial, el mundo del glamour ejerce sobre ellas una fuerte fascinación.Es la época en que pueden disfrutar sin complejos ni ataduras de sus sueños y fantasías.

2817237_s

 

 

Ideas:

Os recomendamos evitar los colores básicos y fuertes característicos de la habitación infantil, y optar por tonos más suaves o neutros, sobre los que podéis añadir notas de color en accesorios y ropa de cama. Recordad que en este tipo de decoración, el rosa en todos sus matices será el aliado imprescindible. Lo mejor es escoger un rosa base y trabajar sobre sus diferentes gradaciones.

El canopy o dosel es el elemento estrella. Podéis utilizarlo de varias formas. La primera y más popular lo utiliza sobre la cama en caída hasta el cabecero. Otra opción es buscar un dosel adecuado al tamaño de la habitación y montarlo en una esquina con el fin de usarlo como vestuario y cambiador. También podéis montar  un pequeño dosel sobre un bastidor que hará las veces de pérgola, con sillas y una mesita para recibir a las amigas.

Una lámpara de araña con cuentas de cristal dará al conjunto un aire retro muy adecuado.

Las camas de hierro forjado y líneas estilizadas se prestan muy bien a este estilo. Las mesillas torneadas blancas o crema, mejor de aspecto envejecido.

El escritorio puede hacer las veces de tocador, colocando sobre él un bonito espejo de marco dorado, al que podéis añadir una guirnalda de luces con pequeñas bombillas.
La ropa de cama incluirá motivos florales. Las cortinas en tonos suaves y de caída ondulante ofrecerán el toque final de refinamiento para un espacio muy acogedor.